Noticias

« Volver
21/04/2013 | De gira

"La justicia funciona como un sistema de privilegios"

Justicia Legítima reunió en Rosario alrededor de doscientas personas -entre jueces, fiscales, defensores, abogados y empleados- para debatir la reforma judicial. “Democratizar la Justicia es una propuesta ambiciosa y amplia, no se agota en estos proyectos. Es positivo que se empiece a repensar el rol de la Justicia desde el poder político”, dijo Daniel Erbetta, juez de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe y uno de los oradores del encuentro que se realizó el viernes 19 de abril.

"Si queremos vivir en un sistema donde hay gente sin acceso a la Justicia, que no conoce sus derechos; si estamos conformes con una Justicia que funciona como un sistema de mantenimiento de privilegios, entonces, no nos preocupemos por nada", dijo la defensora general de la Nación, Stella Maris Martínez, en su discurso de apertura. En el aula magna de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, ante un auditorio repleto, Martínez resaltó la necesidad de “construir una Justicia más digna, participativa y legítima".

Mientras en Rosario se debatía, en la Ciudad de Buenos Aires el juez Horacio Días leía un fallo histórico: la condena a 15 años a José Pedraza -sindicalista de la Unión Ferroviaria- por el asesinato de Mariano Ferreyra. El tema se coló en las charlas de pasillo. “La discusión de las penas no va a cambiar. Lo interesante es que se trata de una de las primeras veces que se logra actuar sobre grupos de mucho poder, que estaban ocultos y protegidos por la burocracia y los hilos de los poderosos”, expresó Javier de Luca, fiscal ante la Cámara Federal de Casación Penal.

El clima del encuentro en Rosario también estuvo condicionado por las repercusiones del debate de reforma judicial en el Congreso de la Nación. “Es una tarea que recién comienza, los proyectos hacen cosas bastante elementales. Es un paso, recién empieza”, dijo de Luca.

El ministro de la Corte Suprema de Santa Fe, Daniel Erbetta, también estuvo entre los oradores. El día anterior, en la capital provincial, los jueces del máximo tribunal provincial se habían reunido con el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti. El único ausente había sido él. La reunión, desarrollada a puertas cerradas, se había dado en el marco de las "Jornadas institucionales para ministros de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de la República Argentina" en el que hubo algunas críticas a los proyectos que discute el Congreso. “No fue por nada especial, estaba en Rosario y no pude ir”, dijo Erbetta al justificar su ausencia.

“El otro día me preguntaban si yo creía que el Poder Judicial debía reconciliarse con la ciudadanía. No estaba en condiciones de asegurar si alguna vez se había conciliado con la ciudadanía”, dijo Erbetta. El juez de la Corte enumeró lo que considera que significa democratizar la Justicia: horizontalizar a los jueces, favorecer el acceso amplio a la Justicia, asegurar el derecho de las víctimas y los justiciables, erradicar el abuso de la prisión preventiva y transparentar los compromisos y el funcionamiento del Poder Judicial.

Otro punto sobre el que se discutió fue la necesidad de extender las reformas que se proponen en el fuero federal a las provincias. “Hay realidades diversas entre las provincias, pero hay un núcleo de problemas comunes que atraviesa a todas las jurisdicciones”, dijo Erbetta.

Los debates de Justicia siguen extendiéndose a lo largo de todo el país. Los próximos serán el viernes 26 de abril en Río Cuarto (Córdoba) y Neuquén.

Ver nota original


Compartir
Seguinos en Twitter

.